Existen muchas formas y métodos para adelgazar y perder peso fácilmente, sin embargo recientemente se ha empezado a utilizar una de las semillas más importante para la salud, la mismas no solamente ayuda a perder peso, sino que también aporta vitaminas y minerales al organismo, estamos hablando de las semillas de chía, sus propiedades las veremos a continuación.

La semilla de chía

Posee vitaminas del complejo B, que son muy buenas para la salud y también para la belleza, especialmente para fortalecer el cabello y darle más brillo, y evitar la caída del mismo, también las semillas de chía aportan fibras lo cual mejora la piel y también ayuda a tener un tránsito intestinal regular, y de esta forma se puede perder peso, también estas semillas aportan ácidos grasos omega, los cuales ayudan a disminuir el colesterol y a mejorar la salud.

Como hemos vistos los beneficios de la semilla de chía son muchos, no solamente en la belleza, sino que también nos ayudan a perder peso y a mejorar nuestra salud, especialmente la cardiovascular.

La dieta del Ayuno Monje

Desayuno:
Jugo de frutas: Toronja, naranja, manzana, siempre que sea natural, en la cantidad que desee.

Media Mañana:
Licuado de naranja: jugo de dos naranjas, un durazno picado, algunas uvas peladas y sin semilla. Coloque todo en la licuadora o procesadora con un poco de hielo picado. Si queda muy espeso, agregue jugo de naranja.

Almuerzo:
Ensalada de tomates y pepinos (que en realidad son frutos y no verduras) o ensalada de frutas variadas.

Media Tarde:
Jugo de naranja o toronja, o una tajada de melón.

Cena:
Licuado de naranja o frutas frescas.

Tomar agua helada

Una buena forma de bajar de peso es tomando agua helada. No solo tomar agua, sino que debe ser helada, ya que al tener baja temperatura el cuerpo trabaja más y quema algunas calorías extras. El agua también es un excelente limpiador de tu organismo, así que tenlo siempre junto.

Colonterapia

El estreñimiento, una de las más graves aflicciones que padece la civilización moderna, provoca un cuadro inflamatorio crónico, que se ve reflejado, entre otras cosas, en un estómago pronunciado y un aumento de peso. La acumulación de materia fecal en las paredes del intestino causa, además, muchas otras enfermedades.

Esta terapia es la forma de lavado más completa y profunda del intestino grueso, no solo por la limpieza propiamente dicha, que contribuye a aliviar el colon, sino porque estimula las células con oxígeno y ozono para que el intestino trabaje con mayor eficiencia en adelante.

Es un tratamiento médico y debe ser aplicado por profesionales. Adriana Díaz Hincapié, colonterapista desde hace quince años, agrega: “El número de sesiones depende de la patología del paciente: no es lo mismo tratar a una persona con hígado graso, que con estreñimiento severo. En todo caso, en un tratamiento de pérdida de peso nunca es suficiente menos de seis sesiones, acompañadas de una dieta alimenticia, ejercicio, mucho agua y un recuperador de flora intestinal. Ha habido casos de pacientes que en solo una sesión bajan dos kilos por toda la materia fecal que tienen acumulada”.

Con la colonterapia se comienza un proceso de desintoxicación, y de reconocimiento de la frase famosa: “Somos lo que comemos y así nos vemos”.

Alimentos que nos ayudarán con el hígado graso

El hígado graso es un problema muy común entre las personas que sufren de sobre peso, si sabemos controlarlo, no solo vamos a mejorar nuestra salud, sino que también vamos a bajar considerablemente de peso. Si sufren de hígado graso y quieren parar esos dolores, no se pierdas estos consejos.

En realidad, evitar la celulitis es difícil. Lo que se puede hacer es retrasarla o evitar que salga más. Se dice que las mujeres que hacen deporte no tienen celulitis, pero no siempre es así. Se puede suponer que generan menos condiciones para su mayor desarrollo, pero no es seguro.