Consejos para la casa

>Tips para acampar en tus vacaciones

>

En fechas festivas como semana santa es difícil realizar viajes porque todo es carísimo, los hoteles están a capacidad máxima y volar ni se diga. Pero existe una opción de viaje muy divertida, educativa y económica que puedes considerar.

Acampar te pone en contacto con la naturaleza, te permite disfrutar de la compañía de tus seres queridos sin distracciones y te ayuda a conocer lugares a los que probablemente nunca hubieras ido de otra forma. Checa estos consejos para pasarla bien y viajar segura.

1. Revisa tu casa de campaña
¿Cuándo fue la última vez que usaste tu casa de campaña? Revisa bien que tengas todas las piezas y que no tenga daños graves. Nada peor que manejar por horas sólo para darte cuenta de que te faltan los tubos para ensamblarla.

Si no tienes una la puedes comprar en una tienda departamental o pedirla por Internet sin salir de la comodidad de tu hogar.

Considera de qué tamaño necesitas la casa de campaña tomando en cuenta que los fabricantes miden su capacidad máxima con base en estándares mundiales (así que si tu tío es corpulento, considera una casa más amplia).

2. Empaca correctamente
La mayoría de las personas que acampan llevan sus propios sleeping bags en lugar de cobijas, y existe una razón para ello. Los sleepings tienen un interior suave que te ayuda a mantenerte calientita, pero también una cubierta impermeable muy necesaria.

Piensa en qué vas a comer y cómo lo vas a cocinar. Si vas a un campamento con asadores tendrás menos problema, pero si sólo podrás cocinar en fogata existen estructuras que te permiten colocar una especie de parrilla encima de la leña o carbón (o si vas por una sola noche puedes cenar hot dogs).

Los alimentos enlatados también son una opción, pero no olvides el abrelatas.
Recuerda llevar agua potable. Es necesario llevar muchos litros porque la vas a usar para más que beber. Recuerda aquellos pequeños detalles domésticos en los que la ocupas como lavarte dientes, cara y manos además de limpiar cubiertos. Esto es especialmente importante si no vas a acampar cerca de un cuerpo de agua.
No olvides el jabón, el desinféctate y un kit de primeros auxilios.

 3. Encuentra una zona de acampar
No es seguro el llegar a cualquier monte e instalarte ahí. Busca una zona con vigilancia donde acampen más personas. Te recomiendo buscar en Internet porque muchos gobiernos estatales publican en sus sitios esta información.

Recuerda que si está lloviendo no es buena idea instalar la casa debajo de los árboles, aún cuando deje de llover seguirán cayendo gotas.

4. Luz
Vas a necesitar lámparas y encendedores, pero facilítate la vida lo más que puedas. Existen linternas que no usan pilas, sino que se cargan con el movimiento de tu mano. Confía en lo que te digo e invierte en una de ellas, nada peor que quedarte sin batería a media noche y tener ganas de ir al baño.

 Si prendes fogatas asegúrate de hacerlo sólo en los lugares permitidos y apagarla completamente antes de irte. Usa tierra, no agua, para extinguir las llamas. Si acampas en lugares donde puedes encontrar animales grandes necesitas contenedores especiales para tus alimentos.

No contamines, lleva bolsas de basura y recuerda que en esas zonas no pasa el camión, así que llévatela cuando te vayas y deposítala en contenedores apropiados.

5. Protege tu casa de campaña
Si el piso de tu casa de campaña no es muy grueso o tiene costuras te recomiendo llevar una carpa para colocar debajo en caso de que llueva. Es buena también para protegerte de los insectos.

Recuerda colocar tu casa en un lugar que no acumule agua, como en la parte alta de una colina.

Pero sobre todo recuerda vestir ropa adecuada para el clima, llevar repelente y bloqueador solar aún si es invierno. ¡No olvides las pelotas o juegos para los niños y diviértete!

Déjame tus comentarios aquí :-)

Comentar

Instagram