Qué cuidados tener antes de una rinoplastía

Author: No hay comentarios Share:

 

Después de seleccionar al cirujano plástico que va a llevar a cabo la rinoplastia, llega el momento de la consulta antes de la operación, en la que deberás discutir en profundidad todos los aspectos relacionados con la cirugía.  El cirujano te deberá dar el máximo de información.

En muchos casos esta consulta vendrá después de la primera entrevista, por lo que algunos o todos los aspectos que se especifican a continuación  podrían haber sido tratados previamente.

La consulta inicial es una parte fundamental del proceso ya que ayudará al paciente a ganar confianza y a sentirse más seguro. Dentro de la Cirugía Plástica existen diferentes opciones y la consulta inicial permitirá elegir la mejor alternativa y aquella con la que el paciente se sienta más seguro.

Prepárate para hablar sobre:
Por qué deseas la cirugía y cuáles son tus expectativas.
Cuáles son tus condiciones de salud, alergias y estudios previos.
Tu uso frecuente de medicamentos, vitaminas, suplementos dietarios, alcohol, tabaco y drogas.
Cirugías previas que te han realizado.

Explícale y discute lo que quieres:
Deberás explicar al cirujano cuáles son los rasgos de tu nariz que no te gustan y el motivo por el que no te gustan.  Deberás darle al cirujano una idea de lo que te gustaría.  Para ello, puedes llevar alguna fotografía del tipo de nariz que te gustaría.  Si haces esto, no esperes que el cirujano te vaya a hacer la misma nariz que aparece en la foto que le has llevado.  Es poco probable que la nariz que estás proponiendo encaje bien con el resto de los rasgos de tu cara.  En cualquier caso esa foto te ayudará a explicarle al cirujano lo que quieres y a buscar la mejor alternativa.  Durante este proceso, escucha y ten muy en cuenta las opiniones y lo que diga tu cirujano plástico.  Si lo has elegido y te pones en sus manos, debería ser porque tienes plena confianza en él o ella y en su criterio.  Después de todo, el o ella es el experto.

Para un paciente, resulta difícil imaginar cómo quedará su rostro después de la operación nasal. Los cirujanos utilizan diferentes métodos para que la paciente se pueda hacer una idea del aspecto que tendrá su nariz después de la rinoplastia.  Estos aspectos pueden incluir: bocetos, fotos de otros pacientes, diseños por ordenador en el que te muestran los cambios y cuál será tu aspecto después de la rinoplastia, etc…

El cirujano debería darte todos los consejos para que te quedes tranquila y las posibilidades técnicas de realizar lo que deseas.  También te deberá dar una idea realista de lo que se puede y no se puede conseguir a través de una rinoplastia.

El éxito de la cirugía de nariz dependerá en gran parte de tu actitud durante esta primera consulta y que puedas seguir las sugerencias que te hacen al pié de la letra. Este es el lugar donde deberás responder más en profundidad acerca de tu salud, deseos y estilo de vida.

El cirujano deberá decidir la técnica a aplicar (abierta o cerrada) y discutirla contigo.
Debes acordar la fecha en la que se realizará la rinoplastia.
Deberás realizarte los análisis clínicos (que te indicará tu médico).  Estos análisis le servirán para cerciorarse de que no existe ningún problema de salud y que estás en buena condición física para recibir anestesia y ser operado de rinoplastia.

Deberás informar al cirujano si has tenido intervenciones quirúrgicas previas o alguna lesión en la nariz. Incluso si sucedió hace muchos años.

Deberás informar al doctor si eres fumador o estás tomando alguna medicación especial o si eres alérgico a alguna medicina.

Deberás reunirte con el anestesiólogo y decidir el tipo de anestesia que se utilizará en la intervención. Seguramente el profesional pondrá en tu conocimiento las dos opciones: anestesia local o general.

Tu cirujano deberá:
Evaluar cuales son las condiciones de tu salud, para conocer cuales son los factores de riesgo.

Medir y examinar tu rostro:
Tomar fotografías para utilizarlas como guía durante la operación y para compararlas con las de después.

Presentarte varias opciones posibles y recomendarte la más adecuada para ti.

Informarte acerca de los riesgos de una rinoplastia, efectos secundarios y posibles complicaciones.

Explicarte cómo debes venir preparada para la rinoplastia.
Informarte cómo debes de hacer el postoperatorio y qué cuidados especiales debes tener.

Déjame tus comentarios aquí :-)

Previous Article

>Depilación láser en la zona del bozo

Next Article

>Actividades que benefician la piel

También te gustará ver esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *