Accesorios Tendencias

>Porqué utilizar un buen perfume

>

A la mayoría de las mujeres nos fascina usar perfume ya que nos da un aire distinto, refuerza nuestra personalidad y nos hace sentirnos más seguras y atractivas. Cada una de nosotras tenemos una serie de aromas favoritos que solemos utilizar según sea nuestro estado de ánimo, la temporada y la ocasión. A lo largo de la historia, el perfume ha sido utilizado por muchas razones y ha demostrado ser un bien muy valioso para las mujeres tanto en tiempos pasados como en nuestros días. Y aunque el perfume es un lujo y no una necesidad, su popularidad crece cada año.

Sabias que el perfume que usas dice mucho de ti
El perfume que eliges también indica o transmite a la gente algo acerca de ti, ayudándote a consolidar tu personalidad. Un perfume comunica cosas sobre ti a los que te rodean, al igual como lo hace llevar ropa de diseño, el coche que conduces, el peinado o el bolso que llevas.

La fragancia que eliges respalda y apoya tu personalidad. Lo más habitual es que aquellas personas que son extrovertidas elijan perfumes fuertes y notorios y las personas tímidas se destacan por fragancias dulces y suaves que les hagan pasar desapercibidas.

La atracción sexual
Por otro lado, el olor también tiene un papel importante a la hora de incrementar el atractivo sexual de una persona. La atracción sexual está influenciada por determinados olores que no son perceptibles. Estos olores los producen las feromonas, que son unas sustancias químicas que genera nuestro cuerpo de forma natural y cuyo objetivo es atraer al sexo opuesto. Por ello y para incrementar el “sex appeal”, algunas marcas de perfumes agregan feromonas artificiales a sus fragancias.

En estos momentos aún está en discusión si estas feromonas sintéticas tienen el mismo efecto sobre el sexo opuesto que tienen las feromonas naturales. Dejando a un lado el tema de las feromonas, lo que sí está comprobado es que si llevas puesto un perfume que desprende un olor atractivo, llamarás más la atención y transmitirás sensaciones más positivas que si no lo llevas.

Al margen de estos beneficios que hemos enumerado, utilizar un perfume especial es algo que nos gusta, es divertido y nos hace sentir seguras, atractivas y sugerentes. Al fin y al cabo, llevar un buen perfume es parte de nuestra personalidad y el hecho de elegir una buena fragancia, duradera, que nos representa y que cambia sutilmente con el pasar de las horas y que se adapta al olor natural de nuestra piel es tan importante como elegir las prendas, los zapatos o los accesorios que vamos a llevar.

Déjame tus comentarios aquí :-)

Comentar

Instagram