Consejos para papá durante el tercer trimestre del embarazo

Author: No hay comentarios Share:

Se aproxima el gran evento

Al final de este trimestre tendrás a tu bebé en tus brazos. ¡Ya estás en la recta final! Para ahora posiblemente ya te habrás hecho a la idea de que vas a ser papá, pero a medida que el evento se aproxima puede ser que te surja cierta ansiedad, preocupación, o incluso miedo, por los ajustes que tendrás que hacer en tu vida ahora que tendrás una familia.

Esto les ocurre a muchos padres. Si tienes amigos con hijos, pregúntales cómo se sintieron en estos últimos meses y cuáles de sus miedos nunca se hicieron realidad (o cuáles sí). Te ayudará tener la opinión de otros hombres en las mismas circunstancias. Y al igual que durante los meses anteriores, intenta compartir con tu esposa tus sentimientos. Hablar es el mejor antídoto contra los malentendidos.

El cuerpo de tu esposa:
Antes de que llegue la hora de llevar a tu esposa al hospital, su vientre tiene que seguir creciendo para acomodar al bebé y esto le puede provocar algunas molestias.

Es común que se sienta muy cansada, que tenga los pies hinchados, que tenga dolor de espalda, o que esté incómoda por el tamaño de su vientre.

Intenta ser comprensivo si está de mal humor e imagina cómo te sentirías con una panza tan grande como la que ahora tiene tu pareja (de hecho hay algunas clases prenatales en las que los esposos llevan unos arneses colgados con el mismo peso que una mujer embarazada, para saber cómo se siente). Un masaje en sus piernas o en sus hombros por la noche, pasar la aspiradora o prepararle una cenita sorpresa, seguro que le hacen sentir mejor.

Aunque hasta ahora hayan tenido una vida sexual más o menos normal, en estos últimos meses tu pareja podría sentirse incómoda debido al tamaño de su vientre o a algunas molestias como los dolores en los ligamentos redondos (los que sujetan el útero) o incluso presión en el nervio ciático.

Tu papel durante el parto:

Uno de los motivos por los que la llegada del bebé puede ponerte un poco nervioso es el hecho de que te sientas obligado a asistir al parto, sin embargo, es posible que no te sientas a gusto en este papel y que prefieras que sea tu suegra, tu mamá u otra mujer de la familia la que esté ayudando a tu esposa, aunque tú le ofrezcas apoyo de otra forma.

Hay un estudio realizado sobre el comportamiento del papá latino durante el parto que indica que una forma de apoyo usual es estar a un lado de la cama, tomando la mano de su esposa y dándole ánimos. Si aún después de haber asistido a las clases prenatales no te sientes a gusto con la posibilidad de ayudar de otra manera, como por ejemplo dando masajes o respirando al mismo tiempo que tu esposa, no tienes por qué hacerlo. Aquí encontrarás más información sobre este tema.

Preparativos de última hora:
¡Hombre precavido, también vale por dos! Ahora que faltan pocas semanas para que llegue tu bebé hay una serie de cosas que puedes hacer para facilitar el momento en el que tengas que llevar a tu esposa al hospital.

Papeles del seguro: Asegúrate de que todos los formularios del seguro para el ingreso de tu esposa en el hospital estén cumplimentados. Si es necesario pre-registrarse en el hospital, hazlo antes del día del parto.

Elige tu recorrido: Planea el recorrido que harás con tu auto el día del parto para que sea el más seguro y el más rápido y hazlo tú solo antes. Es buena idea mantener el depósito de gasolina lleno en las últimas semanas del embarazo y tener dinero listo por si tienes que pagar un aparcamiento.

Prepara una bolsa para ti: Además de la que llevará tu esposa, prepara una bolsa con algunas cosas de aseo, cambio para las máquinas que venden comida y bebida, una radio, algo para leer y una muda de ropa limpia, en caso de que tengas que estar allí más tiempo del esperado.

El asiento del bebé: ¡Muy importante! Deja instalado y listo el asiento del bebé en el auto. No te dejarán salir del hospital con tu recién nacido si no lo tienes instalado.

Arreglos en tu trabajo: Avisa en tu trabajo que vas a tener un bebé y que es posible que necesites salir corriendo para llevar a tu esposa al hospital. Deja todo preparado para que alguien pueda hacerse cargo de tus obligaciones por unos días, en caso de que sea necesario.

Con estos pequeños pero muy importantes tips estarás muy relajado en uno de los días más importantes de tu vida, realmente me esforzé en esta nota para hacerle leer este artículo a mi amorzote bello ya que estamos en el séptimo mes de embarazo y no quiero que se nos pase nada, bueno al menos lo más importante, espero les sirva de mucha ayuda y como te digo siempre cualquier articulo que quieras escribeme al correo claudia.rafaella@hotmail.com o deja tu comentario abajo de este articulo.

Déjame tus comentarios aquí :-)

Previous Article

>Cómo maquillarse para ir a la playa

Next Article

>Cómo conseguir una piel perfecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *