>Cómo hacer el amor durante el embarazo

>

El embarazo no es una enfermedad y por eso la mujer, a la vez que es escenario de cambios casi milagrosos en su cuerpo, conserva intactas otras necesidades como pueden ser, por ejemplo, su libido o apetito sexual. ¿Estás embarazada? Enhorabuena porque puedes seguir con su vida afectiva sin problemas siguiendo unos consejos.

Es cierto que algunas mujeres, y hombres, consideran el sexo como una práctica inapropiada durante el embarazo pues se piensa que se puede lastimar al feto. Esta creencia es totalmente falsa pues el pene por muy grande que sea jamás será capaz de penetrar en el útero, que es donde se encuentra el bebé, y por tanto nunca lo rozará siquiera.

Lo que si ocurre es que existen cambios en el PH de la vagina y esta puede tornarse más sensible, por lo que deben extremarse las medidas de cuidados entre ellas esta el uso del condón, por ejemplo para evitar cualquier contagio de infección ya sea de origen micótico, viral o bacteriano que luego pueda transmitirse al bebé en el momento del parto.

Sexo en el embarazo: Postura de la cuchara
Los dos tumbados lateralmente sobre la cama. La espalda de la mujer debe quedar pegada al pecho de su pareja quien tendrá las piernas ligeramente flexionadas facilitando la penetración por detrás.

Esta posición es cómoda y cariñosa pues permite que el hombre estimule los pechos, el clítoris, y casi todo el cuerpo de su pareja, así como también besarla y acariciarla por la espalda y el cuello.

Sexo embarazada: Postura del jinete
El hombre acostado sobre la cama y la mujer sentada sobre él con las piernas a cada lado, puede ser dándole el frente o la espalda. En ambos casos es una postura muy fácil y placentera para los dos sexos.

En esta posición la mujer tiene el control y por tanto elige la profundidad de penetración, así como la velocidad e intensidad de los movimientos que pueden ser circulares, ascendentes y descendentes. Otra opción es quedarse quieta y ejercer presión sobre el pene con los músculos de la vagina.

Sexo oral
Tanto la felación como el cunnilingus son inocuos para el embarazo siempre que no haya infecciones en los genitales ni en las bocas de los practicantes. Tragarse el semen tampoco daña al feto ni a la futura madre.

Déjame tus comentarios aquí :-)

One Response

  1. janita julio 24, 2012

Leave a Reply