>La ansiedad es la principal causa del dolor de espalda

>

La ansiedad está cada vez más presente en nuestra sociedad, a causa del estrés de la vida diaria. Aparte de los problemas psicológicos que puede generar la ansiedad, un estudio ha demostrado que también tiene influencia en las dolencias físicas, por ejemplo en el dolor de espalda.

La autora del estudio, Jenny Moix, que ha analizado los resultados de 123 pacientes, concluye que “investigaciones previas con pacientes anglosajones demostraban que la incapacidad por dolor de espalda estaba muy influenciada por el miedo, las conductas de evitación y el “catastrofismo”, es decir, que el dolor de espalda resulta más limitante en aquellas personas que dramatizan su situación y piensan ‘ya no puedo más'”. Sin embargo, otros estudios contradecían esta conclusión, poniendo otros valores como la ansiedad por encima de los anteriores.

“Por eso es importante evaluar el efecto del conjunto de las variables psicológicas que podían influir en el grado de discapacidad: la ansiedad, la depresión y la ira, además del catastrofismo”.


Cómo reducir la ansiedad

En los pacientes “la ‘ansiedad-rasgo’ es la única variable psicológica que se asocia con el grado de discapacidad”, señala el doctor Francisco Kovacs, “Cuando se tiene en cuenta su efecto se demuestra que es nulo el del catastrofismo, la ira, la depresión o la ‘ansiedad-estado'”. Además, la ‘ansiedad-rasgo’ se correlaciona también con el grado de discapacidad, la intensidad del dolor, el haber sido operado de la espalda sin éxito y el tener un bajo nivel sociocultural.

Por ese motivo, Kovacs indica que “a partir de estos resultados, futuros estudios deberán determinar si el pronóstico del dolor de espalda y la incapacidad que causa es peor en los pacientes con personalidades más ansiosas y, en el caso de ser así, si los tratamientos orientados a mejorar la ansiedad mejoran la evolución del dolor y la incapacidad en esos pacientes”.

Más del 70 por ciento de la población de los países desarrollados ha sufrido dolor lumbar en algún momento de su vida. Por ello, las dolencias de la espalda se han convertido en la principal causa de asistencia sanitaria en la población adulta y el coste que generan anualmente equivale al 1,7% del PIB.

Los pacientes crónicos, aquellos que sufren estas dolencias durante más de tres meses, representan menos del 20 por ciento del total, pero generan más del 70 por ciento de los costes totales por lumbalgia. Así que recuerda, reducir la ansiedad también es bueno para tu espalda.

Déjame tus comentarios aquí :-)

Leave a Reply